LINX logo

FSL20 & FSL50 Linx

  • Tecnología láser de fibra óptica para la codificación permanente sobre una amplia gama de materiales.
  • Tamaño de punto fino para códigos de alta calidad.
  • Códigos con mucha información en un área pequeña.
  • Posibilidad de elección de 4 lentes para los códigos a medida de sus necesidades.
  • Cabezal de marcado compacto para una fácil integración en líneas móviles y estáticas.
  • Refrigeración por aire para una mayor eficiencia y menos mantenimientos.
  • Duración del tubo de láser de más de 100.000 horas.

Las codificadoras láser de fibra óptica Linx FSL20 y FSL50 ofrecen una solución de codificación rentable y enormemente flexible para una amplia gama de materiales y sustratos tanto para aplicaciones estáticas como para líneas de producción móviles.

Trazabilidad permanente.

Los láseres de fibra óptica Linx pueden trabajar de forma permanente sobre una amplia gama de materiales, incluyendo metal, caucho, plástico y films de empaque. El pequeñísimo tamaño de punto genera códigos de excelente calidad y hace que las codificadoras láser de fibra óptica Linx sean ideales para el marcado de componentes muy pequeños, o para codificar mucha información en áreas pequeñas. Los textos, códigos de lectura mecánica, gráficos y logos son marcados con extrema claridad para su trazabilidad; ideal para dispositivos médicos y farmacéuticos, la industria electrónica y de la automoción, así como para el empaque de FMCG (productos de gran consumo).

Con la posibilidad de disponer de cuatro lentes diferentes, las codificadoras láser de fibra óptica Linx pueden personalizarse para los requisitos precisos de cada producto – ya sean aplicaciones móviles o estáticas – lo que hace el uso del láser extremadamente eficiente sin comprometer la calidad o velocidad del código.

Pueden lograrse velocidades de línea más rápidas sin tener que comprar una codificadora láser más potente.

Fácil de integrar.

La posibilidad de dos opciones de orientación del haz (incluyendo una Unidad de giro del haz que permite girar el cabezal 90°) también facilita la integración, pudiendo codificar en cualquier dirección. El sistema interno de refrigeración por aire también significa que no existen restricciones para su ubicación.

Reducir los tiempos de parada.

Al igual que con todas las codificadoras Linx, los láseres de fibra óptica Linx tienen un robusto diseño que proporciona una codificación confiable y continua.

Con una fuente de láser que dura más de 100.000 horas, y sin necesidad de mantenimiento de la cámara de la bomba, tendrá menos tiempos de parada en su línea de producción.

El sistema de refrigeración por aire también es más eficiente a nivel de energía con menos necesidad de mantenimiento asociado normalmente con los láseres alternativos refrigerados por agua.

Los cabezales de marcado clasificados IP54 están diseñados para trabajar continuamente en una amplia gama de entornos.

La creación de los mensajes es rápida y sencilla con el software LinxDraw®, vía una pantalla táctil a color o un PC separado, lo que significa menos tiempo dedicado a la configuración y al cambio de producto.