El nuevo láser Linx CSL60

Codificadores automaticos de fechas de vencimiento

Embase de vidrio,


El desafío de lograr los códigos de mejor calidad en líneas de embotellado ultrarrápidas para maximizar la productividad, es una realidad con el lanzamiento de la nueva solución de marcado láser de Linx.


El láser Linx CSL60 ofrece un gran avance tecnológico, combinando un potente procesador y un tubo láser de 60 W con el exclusivo sistema Visicode de Linx para producir códigos nítidos y claros en materiales difíciles de marcar, como vidrio y PET a altas velocidades. Esto permite a los fabricantes de bebidas cumplir con todos los requisitos, proporciona una protección y mejora efectiva de la marca.

El láser incorpora un potente procesador que puede transmitir mensajes desde la unidad de control al cabezal de marcado muy rápido, lo que garantiza que las velocidades de línea no se vean afectadas. Como resultado, se pueden marcar hasta 70.000 botellas por hora.

Además, el Linx CSL60 admite la eficiencia de la línea de producción para ayudar a entregar la eficiencia general del equipo (OEE). Por ejemplo, la disponibilidad de protección IP65 completa para el controlador y el cabezal láser significa que un sistema totalmente integrado ahora puede permanecer in situ durante el lavado para minimizar el tiempo de inactividad.

El Linx CSL60 ofrece 25 opciones diferentes de cabezales y lentes, proporciona más de 16.000 combinaciones de lentes, cabezales de marcado y tubos. Es la opción más amplia en la industria y le da al láser Linx CSL60 la flexibilidad para adaptarse a los requisitos precisos del cliente. También significa que cada láser puede funcionar a su nivel de potencia óptimo, lo que ayuda a extender la vida útil del equipo.

Con la opción de cabezal SHC150c, el Linx CSL60 ofrece un campo de marcado más grande que cualquier láser comparable. Esto proporciona una versatilidad adicional para el marcado de aplicaciones de banda ancha, como el empaquetado flexible, la codificación de cajas externas, y de productos en múltiples carriles. Brinda la ventaja de requerir solo un láser donde antes se habrían necesitado dos, al tiempo que entrega códigos claros incluso en tamaños pequeños. El Linx CSL60 ha sido diseñado para ser fácil de instalar, incluso en líneas donde el espacio es restringido, y para integrarse con los equipos existentes de embotellado o etiquetado. Para los operadores, la probada pantalla táctil LinxVision garantiza la creación y selección rápida y fácil de mensajes para errores reducidos, configuración más rápida y tiempo de inactividad minimizado.

Al igual que con todos los codificadores láser, la falta de consumibles minimiza los costos de funcionamiento y elimina el tiempo de inactividad para rellenar o limpiar. Además, la operación enfriada por aire del Linx CSL60 ofrece una mayor eficiencia de costos ya que no se requiere enfriamiento de aire auxiliar o aire de fábrica. En los mercados competitivos de bebidas, cumplir con los requisitos y garantizar que su marca esté totalmente protegida es vital, pero ni la calidad ni la productividad se pueden sacrificar para lograrlos.
Abrir chat
Powered by