Conserve la codificación en los alimentos congelados


Lo ideal es que los códigos se adhieran a una variedad de materiales de embalaje, como a bandejas de plástico, fundas termoencogibles y bolsas.

Cada material tiene una interacción diferente con la tinta, por lo que es importante hacer pruebas en el codificador con todos los materiales de embalaje, para así asegurarse que se adhiera y permanezca durante los ciclos de vida del producto.

La condición del embalaje justo antes de la impresión, también es una consideración importante. Por ejemplo, las líneas de llenado de comida preparada pueden dejar una capa delgada de aceite, grasa o condensación en el empaque. Algunas tintas del codificador de chorro pueden penetrar para dejar un código duradero en ellos. Los procesos de post-llenado también pueden tener un efecto en el código impreso.

Por ejemplo, la película de plástico se flexionará durante los procesos de cocción o retorta, y la congelación puede volver a afectar la adherencia del código impreso al plástico. Las tintas deben mantenerse flexibles para acomodar el movimiento del material; si se vuelven frágiles, la tinta puede desprenderse, y la codificación se caerá. Nosotros brindamos la mejor asesoría para evitar que esto suceda.

¡En Marcando le ayudamos a elegir el mejor equipo para cumplir con la legislación de codificación en este tipo de alimentos!

Abrir chat
Powered by