¡Cuidemos la imagen de los productos!

Las empresas le apuestan al empaque de sus productos para que este logre transmitir a los consumidores ese mensaje fundamental de calidad. Adicional las preocupaciones medio ambientales conducen a tener soluciones más sostenibles como los paquetes PET, algunos de los cuales pueden ser reciclados después del consumo, y envases flexibles con aditivos que ayudan a prevenir el crecimiento de bacterias para una mayor vida útil y reducir los desechos. Al invertir en los empaques pareciera que la información variable impresa, como las fechas de caducidad y los códigos de lote, no fueran tan significativos. Después de todo, es una tarea ‘obligada’ cubierta por las regulaciones y los requisitos de los minoristas. Sin embargo, si el objetivo del empaque es transmitir una imagen de calidad superior, entonces un código mal impreso, manchado o ilegible perjudicaría la imagen. En cambio, un código bien presentado, discreto, pero claro y legible, garantizará que esta información no afecte la apariencia general del producto. También ofrece una medida inconsciente de tranquilidad a los consumidores finales. La legibilidad garantiza que los empaques cumplan con toda la legislación relevante y los estándares de los minoristas para evitar retiros del mercado.

Share with

Deja una respuesta

Start typing and press Enter to search